Ciudad.

Miro el cielo. Intento encontrar algunas constelaciones, sin éxito. Encontré a Orion. Sigo buscando pero, que pocas estrellas hay. En la ciudad tenemos eventos, espectáculos, internet de alta velocidad, pero nos perdemos pequeños detalles del mundo. La naturaleza, el silencio, las estrellas. Cambiamos la naturaleza por calles y edificios. El silencio, lo cambiamos por bocinas, autos, como si fuera mejor. Y las estrellas ahora son luces, que nos impiden admirar el cielo.

A veces quisiera ir a un campo apartado de la ciudad, para encontrar calma, paz. Paz.